Cómo utilizar ‘Among Us’ para ayudar a los estudiantes a dominar la escritura argumentativa

Cómo utilizar "Among Us" para ayudar a los estudiantes a dominar la escritura argumentativa
Licencia de Pixabay

En este popular juego de estrategia en línea, los estudiantes hacen afirmaciones, escuchan contrademandas y realizan conclusiones; los cuales son habilidades necesarias para escribir un texto argumentativo.

Como a muchos docentes en el mundo, se me ha encomendado el desafío de enseñar en línea a varios estudiantes que están acostumbrados a estar en un aula aprendiendo, discutiendo y relacionándose con sus compañeros. En solo un par de días, pasé de aulas ruidosas y bulliciosas a llamadas de Zoom inquietantemente silenciosas llenas de pantallitas negras y micrófonos apagados. Escuchar y ver a mis estudiantes se convirtió en cosa del pasado. Cuando comencé a notar que mis estudiantes luchaban por comprender el texto argumentativo, supe que tenía que recurrir creativamente a otros medios.

Además de enseñar inglés, dirijo clubes de juegos y deportes electrónicos en mi escuela. Dirigir esas reuniones del club era como hablar con zombies; apenas podía decir un par de palabras, debido a que mis alumnos estaban muy emocionados por empezar ya, a jugar entre ellos.

Todo paso cuando mis estudiantes de videojuegos preguntaron si podían jugar Among Us. Mientras los estudiantes trabajaban juntos para encontrar al impostor, noté que usaban todas las habilidades que estaba yo enseñando en clases; escuché a cada uno de ellos formular afirmaciones. Los escuché respetuosamente estar en desacuerdo, negociar y trabajar junto a sus compañeros para analizar todos los reclamos que estaban escuchando y finalmente decidir como equipo cuál de ellos era más importante. ¿La mejor parte? Ninguno de ellos se dio cuenta siquiera de que, lo que estaban haciendo era algo académico. Fue entonces cuando supe que tenía que llevar el juego a mi salón de clases.

¿QUÉ ES «AMONG US»?

Among Us es un juego gratuito de deducción social, en el que trabajas junto con un grupo de hasta 10 personas para descubrir quién es el impostor. Puedes descargar la aplicación Among Us o comprar el juego para tu PC o Nintendo Switch. Al comienzo, se te considera un compañero de tripulación o un impostor. Si eres un compañero de tripulación, se te asignan tareas para completar lo más rápido posible sin que el impostor te mate. La violencia en el juego es bastante caricaturesca, y Common Sense Media califica el juego como apropiado para niños mayores de 10 años. Para ganar, debes terminar tus tareas o trabajar con tus compañeros de tripulación para encontrar al impostor (es). Si eres un impostor, tu trabajo es eliminar a la mayor cantidad posible de compañeros de tripulación y sabotear el juego sin que te atrapen.

Cuando un compañero de equipo encuentra un cadáver, todos los jugadores se ven obligados a conversar y votar, lo que les permite informar de lo que vieron y con quién estaban, y levantar sospechas contra otros jugadores. Esto significa que, independientemente del rol que se le asigne al comienzo del juego, la clave es tener fuertes habilidades de argumentación.

Antes de ingresar a clase, la mayoría de los estudiantes estaban familiarizados con los conceptos básicos del texto argumentativo, a través de estructuras de párrafos de afirmación, evidencias y análisis. Sin embargo, después de pedirles la primera evidencia de redacción, noté que había una desconexión entre los argumentos que hicieron y los textos de evidencia que eligieron. Me encontré repitiéndoles el mismo comentario una y otra vez: «¿Cómo respalda esta evidencia el argumento que estás tratando de presentar?»

INTEGRANDO ‘AMONG US’ EN EL AULA

Una de las mayores diferencias entre la enseñanza en línea y la presencial es la falta de discusión en clases. Las actividades relacionadas al debate ya no eran las misma, una vez que hicimos la transición al aprendizaje a distancia, todos se sentían cómodos quitando el sonido de sus micrófonos. Luchaba a cada instante a que participaran de los temas y nada. Hasta que les anuncié  que íbamos a jugar Among Us , y la magia surgió, no pude hacer nada para que dejaran de hablar. Incluso hubo un grupo de estudiantes que se quedaron durante la pausa del almuerzo de 30 minutos para seguir coordinando con sus compañeros.

Comencé explicándoles en diapositivas los discursos argumentativos a utilizar, para establecer reglas y la estructura del juego. El mayor cambio que hice entre el modo de juego común y mi actividad de discurso persuasivo fue dar tiempo a la discusión estructurada.

Durante el período de discusión de 90 segundos, todos los estudiantes deben tener sus micrófonos activados y participar para que se escuche la voz de todos. Los primeros 30 segundos están reservados para que cada estudiante haga un reclamo. Les pido que informen dónde estaban, qué / a quién vieron, quién creen que es el impostor y por qué. Los siguientes 30 segundos son para contrademandas en las que los estudiantes pueden defenderse a sí mismos o a los demás. Los últimos 30 segundos son para que los estudiantes indiquen con qué afirmación están de acuerdo o en desacuerdo y por qué. Al final del tiempo de discusión, cada uno tiene la opción de votar por quién creen que es el impostor o saltarse. Esto continúa hasta que atrapan al impostor o los compañeros de tripulación terminan sus tareas.

CONECTANDO ‘AMONG US’ A LA ESCRITURA ARGUMENTATIVA

Luego vino la tarea de conectar lo que acababan de hacer en su juego favorito con un artículo no tan emocionante que estábamos leyendo en clase. Usando Pear Deck , cree una presentación de diapositivas con afirmaciones del artículo con algunas piezas de evidencia directa. El objetivo en cada diapositiva era encontrar al «impostor», o más bien la pieza de evidencia que no respaldaba la afirmación, y explicar el por qué. Todo finalmente encajó cuando hice ese pequeño cambio en la elección de palabras para las evidencias no relacionadas, y la escritura de mis estudiantes se volvió mucho más precisa.

Después de meses de enseñar en línea sin dirección, traer Among Us a mi salón le dio a mi clase un soplo de aire fresco que necesitaba desesperadamente. Jugar con mis alumnos no solo les ayudó a perfeccionar sus habilidades de redacción, sino que también construyó la comunidad del aula que el aprendizaje a distancia les había quitado. Si tiene dificultades para enseñar a redactar de forma remota o estás buscando una actividad para construir una comunidad y lograr que tus estudiantes activen el sonido de sus micrófonos, mencione a Among Us  y observe lo que sucede. 

Por Angelique Gianas

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.